Etiquetas

, , , , , ,

urlPara muchos gatos y dueños de gatos es muy estresante tener que usar el transportín, como por ejemplo cada vez que tienen que acudir a una visita al veterinario. Normalmente sólo sacamos el transportín del armario el día que hay que transportar al gato, y eso es un error, ya que nuestro gato asociará el transportín con una mala experiencia, como es el viaje en coche o la visita veterinaria.Si somos capaces de eliminar la asociación entre transportín y miedo, todo será mucho más fácil. Lo ideal es acostumbrarlo desde pequeñito al transportín, o si ya es mayor, hacer un protocolo de habituación: dejarle el transportín sin la puerta en su rincón favorito, con una mantita suya dentro, sus juguetes, su comida favorita… y nunca forzarlo a entrar o permanecer dentro. Cuando se sienta cómodo descansando dentro, podemos poner la puerta, y a ratitos cerrarla con el dentro, para que vea que no pasa nada. Cuando ya se sienta cómodo con la puerta cerrada, podemos probar a levantar el transportín, y moverlo de una habitación a otra, siempre con mucha tranquilidad y dulzura. Todo esto puede llevar más o menos tiempo, dependiendo del gato, pero merecerá la pena ya que reduciremos el miedo, la angustia y el estrés cada vez que tengamos que salir de casa con nuestro gato. Para él el transportín dejará de ser una temible caja móvil, y pasará a ser su refugio familiar o zona segura en el coche y en la clínica veterinaria. -El transportín debe ser algo habitual en tu casa, una cueva dónde descansar, o un refugio para comer, y no una novedad el día de viaje. -Lo ideal es que huela a “casa”. Puedes poner una mantita o cojín suyos dentro. Las feromonas faciales (Feliway) en espray pueden ayudar a que se sienta cómodo. Rocía el transportín y déjalo ventilar unos cinco minutos antes de introducir al gato. -Si el viaje o la estancia en la clínica veterinaria ha sido estresante para tu gato, lava el transportín con agua y jabón al llegar a casa. Esto se debe a que el transportín ahora olerá a “peligro”, ya que tu gato lo habrá marcado con feromonas de alerta. SI no lo lavas, la próxima vez que lo use ya le olerá a peligro. -Usa un transportín de tamaño adecuado y rígido, les dan más seguridad, y que pueda abrirse también por arriba, esto facilita mucho el trabajo al veterinario si tu gato no quiere salir voluntariamente del transportín.

Anuncios